El Pabellón del Ocio

Marco Loo

Siempre me ha resultado difícil elegir un nombre -o título- ya que será algo permanente casi en su totalidad, me recuerda a la cuestión básica en el inicio de El Mundo de Sofía ¿es acaso el nombre que recibimos determinante de nuestras vidas? o quizá ¿si nos presentáramos con otro nombre seguiríamos siendo la misma persona? como casi le sucede a Chihiro cuando empezó a trabajar con Yubaba, olvidar el nombre es olvidar quién se es, por eso -por casi imposible que sea- el nombre debe ser el ideal.

Llegué a este título gracias a uno de los traducciones de Guillermo Dañino, en Esculpiendo Dragones presenta “Conversaciones en el Pabellón del Ocio” (Liao zhai zhi yi), escrita en los primeros años de la dinastía Qing, son una colección de historías fantásticas recopiladas por el autor del que se dice pasaba horas conversando con transeúntes que por azar se acercaban a su casa, ahí en una sala llamada “El pabellón del ocio” los oía, escribia los relatos que le contaban, publicando 474 cuentos basados en leyendas populares de caracter fantástico.

Algo así empieza el blog, como notas basadas en apuntes y conversaciones, un pabellón del ocio que recopile lo fantástico de lo actual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s